¿Quieres estar informado de las últimas noticias, ofertas y descuentos del festival?
GRACIAS! Hemos recibido tus datos correctamente
Oops! Algo no está bien...
Volver
8/7/18

La noche de la elegancia: Corinne Bailey Rae y Rhonda Ross en el Botánico

Si algo brilló durante la noche del 6 de julio fue el carisma y el espíritu de las dos artistas que tuvimos sobre el escenario de Noches del Botánico. Cada una con su particular estilo, pero con la pura esencia de la elegancia y la clase como raíz en dos espectáculos que fueron magia.

La artista invitada de la jornada fue Rhonda Ross. Su solo apellido ya deslumbra, y es que tener una madre llamada Diana Ross puede aportar mucha información acerca de la forma en la que has sido educada en la música. Pero es que también su padre tiene mucho que decir al respecto, ya que es nada menos que Berry Gordy, el artífice de la Motwon. Así pues, a nadie le puede extrañar que por las venas de Rhonda Ross lo que circule sea música. Y es que si algo es Rhonda Ross es precisamente pura musicalidad. 

Ella misma lo cuenta durante su directo al hablar de la especial familia donde se crió, pero también al hablar de la familia que ella misma ha formado. Su marido, Rodney Kendrick, es el estupendo pianista que comparte escenario con ella y es también un músico y compositor de larga trayectoria en el mundo del jazz y de blues. Ambos estilos dominaron el repertorio del concierto, que fue una magnífica apertura para Corinne Bailey Rae.

Por cierto, fue el hijo de Rhonda y Rodney, Raif, quien hizo las presentaciones al inicio del show -hablando un perfecto español- y quien salió al escenario para acabar el concierto bailando con sus padres.

[Fotos: Jorge Fuembuena]

La segunda mujer liderando la noche fue Corinne Bailey Rae. Una británica que contiene toda la energía y fuerza vital del universo. Desde el primer minuto desprendió una calidez y un empuje que engancharon a su entregado público, que cantaron, bailaron y corearon a petición de Corinne.

Fue con Put your records on donde más sonaron las voces de los asistentes, pero también con otros de sus éxitos como Like a star, también de su álbum debut de 2006, o Is this love, la maravillosa versión del clásico de Bob Marley que le valió un Grammy a Bailey Rae en 2012.

En perfecta comunión con su banda, Corinne Bailey Rae nos hizo disfrutar de un concierto soberbio.

 

[Fotos: Jorge Fuembuena]