¿Quieres estar informado de las últimas noticias, ofertas y descuentos del festival?
GRACIAS! Hemos recibido tus datos correctamente
Oops! Algo no está bien...
Descubre la esencia

Una semana atascados entre el Blues de Memphis y el Rock de La Elipa

Kiko Veneno actuando en Noches del Botánico
Víctor Moreno
Foto:
Kiko Veneno durante su actuación en Noches del Botánico 2022
13/6/2022
-
Juan Carlos Moreno

Segundo día de Noches del Botánico 2022, segunda jornada que se iniciaba al ritmo de La Dinamo. Otra buena ración de funk para calentar la previa de un programa que reunía a dos de los grandes estandartes de la rumba catalana. El reloj aún no marcaba las 21:00 horas y Kiko Veneno ya estaba desenfundando con el “Lobo López” y “Memphis Blues Again”. Que día más bueno y cómo picaba el sol en esa tarde de viernes donde nos despedíamos del de Figueras al son de su incondicional “Volando voy, volando vengo”. Eso sí, no podíamos entretenernos mucho por el camino ya que en poquito más de media hora irrumpían en nuestro escenario unos renovados Gipsy Kings, comandados por el veterano Nicolás Reyes.

 

Unos paseos por el Mercado del Encanto y un último respiro en la vinoteca de Codorníu, antes de regresar a la pista para darlo todo al son de los míticos temas de la agrupación francesa. No faltaron los “Djobi, Djoba”, “Volare” o “Bamboleo” en la primera noche flamenca del finde semana. Decimos primera noche, porque en menos de 24 horas Miguel Poveda estaría presentando en nuestra atalaya escénica su tour “Diverso” ante más de 2500 butacas repletas, en lo que era el primer show en formato sentado de nuestra sexta edición. Cerrábamos la semana con la visita de Eli Paperboy Reed, y su rockabilly juguetón, y una Imelda May que regresó al botánico con un show más oscuro, pero con la luz y la intensidad a la que su inigualable voz nos tiene ya acostumbrados.

 

Jonah Nilsson, vocalista de Dirty Loops Foto: Víctor Moreno

Sin prisa, pero sin pausa, nos plantamos en el primer lunes de Noches del Botánico 2022. Si los lunes suelen ser esos días de pereza máxima, los Dirty Loops nos la quitaron toda de golpe con un espectacular concierto donde por momentos viajábamos a la época de la Motown de Michael Jackson o Stevie Wonder, si cerrábamos los ojos. El trío sueco no paró de destilar virtuosismo sobre el escenario en una noche de contrastes. Y es que después llegaba Khruangbin. A día de hoy seguimos alucinando con la psicodélica puesta en escena de la banda estadounidense, que convirtieron nuestro escenario en una discoteca al más puro estilo década de los 70’s. Con un set list de lo más completo; Laura Lee, Mark Spencer y Donald Ray Johnson tuvieron tiempo de recrearse sobre las tablas interpretando un medley con grandes clásicos como el "Let’s Dance" de David Bowie.

Khruangbin en plena acción sobre el escenario de Noches del Botánico Foto: Víctor Moreno

Y de la psicodelia a la emotividad y cercanía de Pablo Alborán. El programa del malagueño era una de las fechas más esperadas del mes de junio y arrancó con la magistral actuación de Ezequiel Montoya en la Zona Momentos Alhambra. Otro lleno absoluto en nuestro jardín para vivir la presentación que Alborán ha preparado en esta gira de teatros. Hubo tiempo para emocionarse, corear esos estribillos que llevamos años cantando y levantarnos de las sillas para terminar saltando con un bis cañero y contundente. Seguro que aún recordáis el momentazo en el que Pablo dijo de llamar a su madre en mitad del show. Épico.

 

Tras la actuación de Pablo Alborán, alcanzamos la primera semana de nuestra sexta edición y lo celebramos a golpe de rock n’roll madrileño. Por primera vez en la capital, establecimos una nueva línea de metro desde La Elipa hasta el botánico, pasando por Malasaña llamada Burning y Los Enemigos. Las guitarras empezaron a sonar desde primera hora de la tarde con la sesión de DJ Tonin Sambeat en la Zona Momentos Alhambra, justo antes de prepararnos para recibir a Josele y los suyos. Un arranque fulgurante el de Enemigos que salieron acompañados de su “Señora” en homenaje a Joan Manuel Serrat.

Pasadas las 22:00, le llegó el turno a Burning. Efectivamente la fórmula funcionó. Chupa de cuero, gafas de rock y todo el botánico se siente mejor. Un deleite escuchar las guitarras de Nico y Dani, acompañadas de la voz de Johnny, único en su especie y gran abanderado de la recordada movida madrileña. Después del último acorde de "Una Noche Sin Ti", prendíamos el standby del amplificador hasta el sábado 18.

Recibe en tu correo electrónico nuestras noticias y novedades más destacadas
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
La mejor musica en una ubicación excepcional

Noticias relacionadas